Es el Banco y no el cliente quien debe pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en los préstamos hipotecarios

El pasado 16/10/2018 la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo dictó Sentencia mediante la cual concluye que es el prestamista (es decir, la entidad financiera) quien debe correr con el coste del Impuesto sobre Actos Jurídicos documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria y no el prestatario (consumidor). En este caso, los Magistrados entienden que el negocio objeto de inscripción es la hipoteca y que el único interesado en la elevación a escritura pública y ulterior inscripción de dicho negocio es el Banco.

El Fallo de la Sentencia modifica la jurisprudencia anterior del Tribunal Supremo que interpreta el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y su Reglamento, hasta el punto que anula el artículo 68.2 del Reglamento, que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo del impuesto, al entender que es contrario a la Ley.

Aquest lloc web empra cookies per a que vosté tingui la millor experiencia d’usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l’acceptació de les mencionades cookies i l’aceptació de la nostra política de cookies, faci click a l’enllaç per a una major información a plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies