El Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha decidido este martes por 15 votos a favor y 13 en contra que son los clientes quienes deben asumir el pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados -impuesto sobre hipotecas.

Tan sólo dos semanas después de la conocida sentencia de 16/10/2018, el Tribunal Supremo se desdice del criterio recientemente fijado y vuelve a su anterior doctrina favorables a las entidades bancarias, en virtud de la cual el sujeto pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (y, por tanto, el obligado a su pago) en los préstamos hipotecarios es el prestatario o consumidor.

Aquest lloc web empra cookies per a que vosté tingui la millor experiencia d’usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l’acceptació de les mencionades cookies i l’aceptació de la nostra política de cookies, faci click a l’enllaç per a una major información a plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies