El Juzgado de Primera Instancia 1 de Lleida ha condenado la entidad financiera BANKIA a indemnizar a un matrimonio que había adquirido un piso en construcción en Vilanova de la Barca. La pareja, defendida por el abogado Enrique Rubio, había entregado a la constructora 29.000 € y esta les había depositado en una cuenta. La constructora quedó inactiva y quebró, por lo que no pudo entregar el piso ni tampoco devolver el dinero.

El Juez, basándose en una ley de 1968, considera que BANKIA incumplió su obligación legal de exigir un seguro o aval para garantizar el retorno del dinero que los compradores habían entregado a cuenta, caso de que el obra, por cualquier motivo, no finalizara. En este sentido, el juicio quedó acreditado que la entidad sabía que los compradores ingresaban en su cuenta cantidades en concepto de entregas a cuenta, hasta el punto que financiaba la promoción y para poder desembolsar toda la financiación era necesario que la promotora acreditara ventas sobre plano.

Aquest lloc web empra cookies per a que vosté tingui la millor experiencia d’usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l’acceptació de les mencionades cookies i l’aceptació de la nostra política de cookies, faci click a l’enllaç per a una major información a plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies