Los clientes deberan asumir los costes del Impuesto sobre las hipotecas

Los clientes deberan asumir los costes del Impuesto sobre las hipotecas

El Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha decidido este martes por 15 votos a favor y 13 en contra que son los clientes quienes deben asumir el pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados -impuesto sobre hipotecas.

Tan sólo dos semanas después de la conocida sentencia de 16/10/2018, el Tribunal Supremo se desdice del criterio recientemente fijado y vuelve a su anterior doctrina favorables a las entidades bancarias, en virtud de la cual el sujeto pasivo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (y, por tanto, el obligado a su pago) en los préstamos hipotecarios es el prestatario o consumidor.

Rectificación- El Tribunal recula y modifica su decisión

Rectificación- El Tribunal recula y modifica su decisión

En relación a la última noticia que publicamos, les informamos que el mismo viernes 19/10/2018, el Tribunal Supremo retrocedió y anunció que revisaría su decisión sobre quién debe pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (el prestamista o el prestatario) en la formalización de los préstamos hipotecarios por la enorme «repercusión económica y social» que ésta implicaba. Posiblemente, esta revisión se produzca durante esta semana, por lo que estaremos atentos a la segunda resolución que se dicte al respecto y procederemos a informarles de la misma en cuanto la conozcamos.

El Tribunal Supremo cambia de criterio

El Tribunal Supremo cambia de criterio

 Es el Banco y no el cliente quien debe pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados en los préstamos hipotecarios

El pasado 16/10/2018 la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo dictó Sentencia mediante la cual concluye que es el prestamista (es decir, la entidad financiera) quien debe correr con el coste del Impuesto sobre Actos Jurídicos documentados en las escrituras públicas de préstamo con garantía hipotecaria y no el prestatario (consumidor). En este caso, los Magistrados entienden que el negocio objeto de inscripción es la hipoteca y que el único interesado en la elevación a escritura pública y ulterior inscripción de dicho negocio es el Banco.

El Fallo de la Sentencia modifica la jurisprudencia anterior del Tribunal Supremo que interpreta el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y su Reglamento, hasta el punto que anula el artículo 68.2 del Reglamento, que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo del impuesto, al entender que es contrario a la Ley.

Aquest lloc web empra cookies per a que vosté tingui la millor experiencia d’usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l’acceptació de les mencionades cookies i l’aceptació de la nostra política de cookies, faci click a l’enllaç per a una major información a plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies