La abrió de oficio un juez el día del referéndum e investigaba al comisario Monclús y a tres mandos por supuesta inacción. Se ha sobreseído porque no hay delito

El juzgado de Instrucción 4 de Lleida ha acordado el “sobreseimiento provisional y el archivo” de las diligencias penales contra la cúpula de los Mossos d’Esquadra en Lleida en la causa abierta por el 1-O. Cuatro mandos, entre ellos el comisario Xavier Monclús, eran investigados por los supuestos delitos de desobediencia, revelación de secretos y falsedad documental. Se trata del mismo caso que la Audiencia Nacional ya rechazó asumir al considerar que los investigados tampoco habían incurrido en un delito de sedición, por lo que la magistrada Carmen Lamela lo devolvió al juzgado de Instrucción 4, que tras analizarlo, ha decidido archivarlo provisionalmente.

El juzgado, que inició la causa de oficio el mismo día del referéndum, investigaba si por parte de la cúpula policial existió “una deliberada actitud pasiva, planificando un servicio que aparentase el cumplimiento de las órdenes judiciales pero claramente insuficientes para el cumplimiento efectivo de las mismas, así como una actitud proactiva favorecedora de la realización de la consulta”. Para la Guardia Civil, que se encargó de las diligencias, “habrían desobedecido las órdenes del TSJC” y “colaboraron de forma activa en la celebración del referéndum ilegal, sirviendo sus dotaciones para identificar y desvelar la posición del resto de cuerpos y dar auxilio a las asociaciones civiles”. Sin embargo, el juez determina que “se movilizaron todos los efectivos disponibles (608) y se pusieron a disposición del cumplimiento del plan operativo”, que no se ha “acreditado indicio alguno de que los investigados tuvieran poder de dirección o control sobre el dispositivo planteado o ejecutaran orden alguna” y que no se falsificaron actas. El juez concluye que el conjunto de indicios “no permiten su subsunción en los tipos investigados, por lo que procede el sobreseimiento provisional”. Uno de los abogados de los mandos policiales, Enric Rubio, se mostró satisfecho “porque el juez ha creído la versión que siempre han mantenido los investigados”.

Aquest lloc web empra cookies per a que vosté tingui la millor experiencia d’usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l’acceptació de les mencionades cookies i l’aceptació de la nostra política de cookies, faci click a l’enllaç per a una major información a plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies