Podría aceptar un año de cárcel por delitos contra la libertad sexual de reconocer los hechos

El juzgado penal 1 de Lleida acogerá hoy una visita oral de conformidad contra el exbibliotecario del instituto Samuel Gili i Gaya acusado de enviar fotos eróticas a dos alumnas de 15 y 16 años. La Fiscalía ha aceptado rebajar la petición inicial de condena de tres años aún si el acusado admite los hechos por dos delitos contra la libertad sexual. Además, también se le impondría un año de libertad vigilada. Si finalmente acepta la conformidad, el exmonitor, J. M. M. C., de 41 años, será condenado por un delito sexual recogido en el artículo 183bis del Código Penal, que contempla penas de prisión de seis meses a dos años para aquellas personas que, con finalidades sexuales, hagan partícipes o hagan presenciar a menores de 16 años actos de carácter sexual. El pacto de la Fiscalía incluye un mínimo de seis meses de prisión por cada víctima.

El acusado estaba contratado por el AMPA del centro, que ejerce la acusación particular. Hacía doce años que trabajaba en el instituto como monitor cuando fue detenido en 2018 por los Mossos d’Esquadra después de que varias alumnas denunciasen haber sido víctimas de acoso, como destapó el SEGRE. Según la Fiscalía, creó un grupo de WhatsApp en el cual era el administrador y tenía como finalidad intercambiar libros. Así mismo, el acusado cambió el nombre del mencionado grupo colocando una foto explícitamente de carácter sexual de un chico y tres chicas debajo con el nombre de “Orgía”. Así pues, según el escrito de la acusación, envió un mensaje por Instagram a una de las alumnas: “Estás muy sexy, quien te hizo la foto y que lástima no poder haber estado ahí.” También le envió una fotografía del que parecía su pene a una alumna de 15 años con el texto “aquí tienes tu regalo, el año que viene más grande si quieres.” A otra también le hizo comentarios tipo “imaginaros si me enviaríais fotos de vuestros pechos”, haciendo insinuaciones para que queden con él en su casa.En su declaración delante del juzgado de instrucción, reconoció que había enviado estas imágenes y no se opuso a su despido. Quedó en libertad con medidas cautelares y con una orden que le prohibía acercarse a las víctimas y al centro. Las víctimas, representadas por el abogado Enric Rubio, rechazaron recibir algún tipo de indemnización mientras que el acusado asumió el pago de todos los costes judiciales.

Fiscalía podría solicitar 3 años para el exprofesor del Màrius Torres
La Fiscalía podría solicitar hasta tres años de posición para el exprofesor del Instituto Màrius Torres acusado de abusos a una exalumna de 17 años. El Ministerio Público considera que hay indicios de tocamientos a una menor, por la cual cosa podría pedir una pena de hasta tres años de cárcel por un delito de abusos sexuales a una menor de edad. El juicio se celebrará próximamente, como publicó ayer el SEGRE.

La víctima denunció los hechos a los Mossos en agosto del 2020 y señaló que el profesor de Filosofía, que solicitó el traslado a otro centro, le tocó los pechos con la excusa de hacerle un masaje cuando la invitó a su casa para recoger unos libros. Después de presentarse la denuncia de la víctima, una mujer de 32 años declaró que le había pasado una situación similar cuando ella tenía 19 años, pero esos hechos ya han prescrito.

Aquest lloc web empra cookies per a que vosté tingui la millor experiencia d’usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l’acceptació de les mencionades cookies i l’aceptació de la nostra política de cookies, faci click a l’enllaç per a una major información a plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies